Entradas

Los pedazos

Nunca me adentré en el mar lo suficiente como para flotar sin hacer pie. Necesito sentir el fondo. La estabilidad y la firmeza de un suelo, incluso bajo el agua.

A Gonza

Me cuesta. Me abruma el sentimiento acumulado en la delantera de la garganta. Sos vos, pero también el espacio que ocupás, que late más allá de vos. Se me cierran los ojos con fuerza. Mis mejillas suben a la altura, justito para acurrucar la tristeza que llueve.

Otras hierbas

Mi padre se sienta en el alero a tomar mate con yuyos. Está encantado porque se vino a pasar su licencia en una zona agreste de Colonia, lejos de las muchedumbres que en estas fechas se reúnen en las playas del este del país.

Taller de escritura (virtual) para personas en situación de cuarentena

Para quienes quieren escribir pero no encuentran el taller con el horario justo y la ubicación adecuada. Para quienes quieren escribir pero no se animan a hacerlo o compartirlo enfrente de otras personas. Para quienes tienen todo eso pero…

Hombre araña

La vidriera de la juguetería me sorprende con una innumerable cantidad de chiches de todo tamaño y color. La verdad, me deprime un poco tanta oferta. ¿Por qué nací treinta años antes? ¿Mis papás me hubieran comprado estos autitos a batería…

Gómez

La apacible vida de Gómez -un humilde y eficaz empleado administrativo, esposo, padre de dos hijos- se vuelve, de un momento a otro, la viva imagen de la derrota del hombre común. Degradado en el terreno laboral, las mismas personas que…